29 octubre 2007

Como manejar excepciones en Delphi (I)

Las excepciones son condiciones excepcionales que se producen en nuestra aplicación en tiempo de ejecución y que requieren un tratamiento especial. Un ejemplo de excepciones podría ser las divisiones por cero o los desbordamientos de memoria. El tratamiento de excepciones proporciona una forma estándar de controlar los errores, descubriendo anticipadamente los problemas y posibilitando al programador anticiparse a los fallos que puedan ocurrir.

Cuando ocurre un error en un programa, se produce una excepción, lo que significa que crea un objeto excepción y situa el puntero de la pila en el primer punto donde se ha provocado la excepción. El objeto excepción contiene información sobre todo lo que ha ocurrido.

Esto nos permite crear aplicaciones más robustas ya que se puede llegar a averiguar el lugar en concreto donde se ha producido el error, particularmente en áreas donde los errores puedan causar la perdida de datos y recursos del sistema.

Cuando creamos una respuesta a la excepción tenemos que hacerlo en dentro de bloques de código, los cuales se llaman bloques de código protegidos.

DEFINIENDO BLOQUES DE CODIGO PROTEGIDOS

Los bloques de código protegidos comienzan con la palabra reservada try. Si ocurre algún error dentro del bloque de código protegido, el tratamiento del error se introduce en un bloque de código que comienza con except.

Vamos a ver un ejemplo que provoca una excepción al abrir un archivo que no existe:

var
F: TextFile;
begin
AssignFile( F, 'c:\nosexiste.txt' );

try
Reset( F );
except
on E: Exception do
Application.MessageBox( PChar( E.Message ), 'Error', MB_ICONSTOP );
end;
end;

La primera parte de un bloque protegido comienza con la palabra try. El bloque try contiene el código que potencialmente puede provocar la excepción. Al provocar la excepción saltará directamente al comienzo del bloque de código que comienza con la palabra reservada except.

Como puede apreciarse en el código anterior hemos creado un objeto E que representa la excepción creada. El objeto E pertenece a la clase Exception que a su vez hereda directamente de la clase TObject. Este objeto contiene propiedades y métodos para manejar la excepción provocada.

PROVOCANCO NUESTRA PROPIA EXCEPCION

Nosotros también podemos crear nuestras propias excepciones que hereden de la clase Exception. Por ejemplo, voy a crear una excepción si una variable de tipo string está vacía. Primero defino el tipo especial de excepción:

type
ECadenaVacia = class( Exception );

Y ahora la provoco en el programa:

var
sCadena: String;
begin
if sCadena = '' then
raise ECadenaVacia.Create( 'Cadena vacia.' );
end;

El comando raise provoca a propósito la excepción para detener la ejecución del programa. No es necesario que creemos nuestros tipos de excepción. También podía haber sido así:

if sCadena = '' then
raise Exception.Create( 'cadena vacia' );

Cuando se provoca una excepción la variable global ErrorAddr declarada dentro de la unidad System contiene un puntero a la dirección de memoria donde se ha provocado el error. Esta variable es de sólo lectura a título informativo.

CONTROLANDO UNA EXCEPCION SEGUN SU TIPO

Dentro de un mismo bloque de código podemos controlar que tipo de excepción queremos controlar. Por ejemplo, si ejecutamos el código:

var
s: string;
i: Integer;
begin
s := 'prueba';
i := StrToInt( s );
end;

Mostrará el error:

'prueba' not is a valid integer value

Si queremos saber el tipo de excepción podemos sacarla por pantalla:

var
s: string;
i: Integer;
begin
s := 'prueba';

try
i := StrToInt( s );
except
on E: Exception do
Application.MessageBox( PChar( E.ClassName + ': ' + E.Message ), 'Error', MB_ICONSTOP );
end;
end;

Hemos incluido en el mensaje de la excepción la clase y el mensaje de error. Este sería el resultado:

EConvertError: 'prueba' not is a valid integer value

Así, mediante la propiedad ClassName de la clase Exception podemos averiguar la clase a la que pertenece la excepción. Ahora mediante la sentencia on podemos aislar la excepción de la forma:

on tipo do sentencia

En nuestro caso sería así:

try
i := StrToInt( s );
except
on E: EConvertError do
Application.MessageBox( 'Error de conversión', 'Error', MB_ICONSTOP )
else
Application.MessageBox( 'Error desconocido', 'Error', MB_ICONSTOP );
end;

Si se produjera una excepción que no fuese de la clase EConvertError mostraría el mensaje Error desconocido.

De este modo podemos aislar dentro de un mismo bloque de código los distintos tipos de excepción que se puedan producir.

Otro ejemplo podría ser la división de dos números enteros:

try
Resultado = b div c;
except
on EZeroDivide do Resultado := MAXINT;
on EIntOverflow do Resultado := 0;
on EIntUnderflow do Resultado := 0;
end;

Aquí hemos aislado cada uno de los casos que se puedan producir al dividir dos números enteros, alterando el resultado a nuestro antojo.

En el próximo artículo seguiremos viendo más características de las excepciones.

Pruebas realizadas en Delphi 7.

Publicidad